➻ Paul Mantoux [1877-1956]

por Teoría de la historia

UnknownPaul Mantoux estudió en París, su ciudad natal. Hizo su tesis sobre la revolución industrial en Inglaterra. Al terminar sus estudios obtuvo en Londres un trabajo como profesor de historia de Francia, en el University College y en la Escuela de Economía y Ciencias Políticas. Conocía muy bien las instituciones sociales y políticas tanto de Inglaterra como de Francia. Cuando estalló la primera guerra mundial fue movilizado y enviado al frente como soldado de segunda categoría con la tarea de cavar tumbas. Sin embargo, no duró mucho tiempo como sepulturero porque, a partir de enero de 1915, se lo nombró oficial-intérprete ante el estado mayor. Unos meses después, el ministro de guerra francés, Albert Thomas, le solicitó viajar a Londres para preparar con Lloyd George, por entonces ministro de guerra, una reunión franco-británica sobre la cuestión de las municiones. Se convirtió en intérprete oficial de las conferencias franco-inglesas de 1917 y 1918. El primer ministro francés de la época, Georges Clemenceau, lo llamó nuevamente a Francia en 1918 y lo asignó al Consejo Supremo de Guerra que se reunía en Versalles. Paul Mantoux fue uno de los principales intérpretes de los diálogos de la Conferencia de Paz de París. Cuando se hizo evidente que los trabajos del Consejo de los Diez no estaban progresando a un ritmo satisfactorio, se decidió conformar un grupo más limitado de negociadores, el Consejo de los Cuatro. Los cuatro jefes de Estado se reunieron primero solos, pero la necesidad de un intérprete no tardó en hacerse sentir. Según Lansing, “El señor Orlando no entendía inglés, mientras que el presidente Wilson y M. Lloyd George sólo tenían nociones de francés. M. Clemenceau, la única persona que dominaba ambos idiomas, debía servir de intérprete. Para remediar esta situación, se llamó a M. Mantoux”. Paul Mantoux conocía en profundidad la historia y la geografía modernas, dominaba el inglés y el francés y poseía una memoria extraordinaria. Podía traducir con exactitud las deliberaciones de los diálogos de paz, reproduciendo fielmente el tono del estilo de cada uno de los participantes. Al terminar la Conferencia de Paz, Mantoux fue nombrado director de la Sección Política de la Sociedad de las Naciones, cargo que ocupó de 1920 a 1927. Luego fue el primer director del Instituto Universitario de Altos Estudios Internacionales, en Ginebra. Muchos reconocieron la excepcional idoneidad de Paul Mantoux como intérprete. A él se debe, además, la redacción del único informe completo de las deliberaciones del Consejo de los Cuatro al cual añadió sus propias “notas de funcionario-intérprete”. El delegado americano Robert Lansing lo elogió en sus memorias como vimos anteriormente. Cuando se declaró la guerra (1914). Mantoux se dedicaba a la enseñanza superior y, por accidente, al ser reclutado, lo clasificaron como soldado sin grado y le asignaron tareas inferiores a sus capacidades. De la misma manera, y sólo como resultado de las circunstancias, fue llamado a asumir funciones de intérprete. Después de haber ejercido sus funciones, primero con un general de la división británica y después de más alto nivel ante los jefes de Estado, se le confiaron cargos prestigiosos, como director. Fue profesor en París y luego en Londres (como profesor de historia de las instituciones de la Francia moderna) antes de 1914. Al expirar su cargo en la Sociedad de las Naciones, participa en 1927 de la creación del Instituto Universitario de Altos Estudios Internacionales de Ginebra del que será director junto con William-E. Rappard. En 1935, Mantoux será nombrado titular de la cátedra de geografía industrial y comercial en el Conservatorio de Artes y Oficios de París, cargo que en 1940 le será arrebatado como consecuencia de las leyes antisemitas del gobierno de Vichy. Como ha dicho Jean-Jacques Salomon, Paul Mantoux es “el hombre de dos grandes libros y de varias vidas”. Estos dos libros son La Révolution industrielle au XVIIIe siècle (1906) y Les déliberations du Conseil des Quatre (1955). Mantoux ha sido colaborador de la Revue de synthèse historique (dirigida por Henri Berr), en particular, de un número especial consagrado a Inglaterra (nº 49, 1908) del que fue editor. 

[Jean DELISLE y Judith WOODSWORTH (ed.). Los traductores en la historia. Antioquía: Universidad de Antioquía, 2005, pp. 225-226]

Anuncios