✍ China. La larga revolución [1972]

por Teoría de la historia

741058Edgar Snow ha sido de los escritores occidentales mejor situados para comprender las realidades de la China contemporánea, tanto por sus largas estancias en el país —donde residió durante años como corresponsal del Chlcago Tribune y del New York Sun— y su posterior especialización profesional en el tema —en las columnas del Saturday Evening Post— como por su vieja amistad con los dirigentes del Partido Comunista chino. La histórica entrevista celebrada en 1938 con Mao Tse-Tung en el cuartel general de Peo An —en la época en que pocos apostaban por la victoria del ejército de la larga marcha— fue el comienzo de un prolongado diálogo al que sóio el fallecimiento del periodista estadounidense en 1972 pondría fin. En este libro se incluyen las charlas y entrevistas mantenidas con Mao Tse-Tung, Chau En-Lai y otros altos dirigentes en 1970 y 1971, en las que por vez primera se apuntó la posibilidad de una normalizaclón de las relaciones entre los gobiernos de Pekín y de WashIngton. «China. La larga revolución» tiene, sin embargo, propósitos y logros aún más21rUYpU7A5L vastos. A lo largo de sus páginas se examinan los profundos cambios producidos en el país en los últimos años no por medio de un frío estudio comparativo de cifras y documentos sino a través del contacto con muy diversa gente (en viajes a distintas regiones) y el examen de aspectos concretos de la vida cotidiana (desde la organización de las comunas hasta la práctica de la acupuntura). La obra presta especial atención a la génesis, desarrollo y consecuencia de la revolución cultural, definiéndola como una vasta campaña de movilización de masas dIrigida a disminuir las diferencias entre la ciudad y el campo, igualar los ingresos y las oportunidades culturales y educatIvas de todos los ciudadanos, integrar la educación y el trabajo productivo, combatir las antiguas costumbres y hábitos mentales y suministrar una experiencia revolucionaria a las generaciones más jóvenes.

[LA VANGUARDIA. “La larga revolución”, in La Vanguardia (Barcelona), 27 de febrero de 1975, p. 57]