✍ Del amanecer a la decadencia. Quinientos años de vida cultural en Occidente [2000]

por Teoría de la historia

9788430604470Con Jacques Barzun el lector irá de la sorpresa a la risa y de la duda al entusiasmo, porque el talante que este historiador francés utiliza en su libro más reciente Del amanecer a la decadencia. Quinientos años de vida cultural en Occidente es para atraernos a su erudita conversación, sostenida con humor e ingenio. Editado en España por Taurus, el grueso volumen de Jacques Barzun, traducido por Jesús Cuéllar y Eva Rodríguez Halffter, es provocador de principio a fin, desde el título que explica con desenfado, “Decadencia es descenso. No implica pérdida de energía, de talento o de sentido moral en los que viven durante esta época”, hasta la forma en cómo aborda el medio milenio de una civilización y una cultura. Es así como divide su texto a partir de la convicción de que parte de cuatro grandes revoluciones: “la religiosa, la monárquica, la liberal y la social, separadas entre sí por cien años apróximadamente, cuyos fines y pasiones gobiernan aún nuestro espíritu y nuestra conducta”. Y, seguidamente, el profesor decano de Historia en la Universidad de Columbia en Nueva York, admite: “En el transcurso de la elaboración de este libro mis amigos y colegas preguntaban con frecuencia cuánto tiempo había dedicado a su preparación. Mi única respuesta posible era: toda una vida. Mis estudios de diferentes periodos y figuras, que comenzaron a fines de la década de 1920, me fueron desvelando perspectivas inesperadas y me sugirieron conclusiones que divergían de una serie de juicios aceptados”. Barzun, en su preeliminar “nota de autor” adelanta también el espíritu de su texto, cuando habla de la supuesta pretensión de “distanciamiento” que tradicionalmente se busca en cualquier académico, máxime si este es un historiador, por lo que opina que tal distanciamiento “no tiene por qué plantear la cuestión de la objetividad. Es inútil pérdida de tiempo señalar que todo observador es en cierto modo parcial”. Y parece que se reía cuando escribió a propósito de ello que sólo le cabía esperar que ningún crítico tache este libro de “muy personal”, porque se pregunta “por si tal cosa ocurre, ¿qué libro cuya lectura merezca la pena no lo es?”, y recuerda que en los “hechos”, no hay ciertamente nada personal, “pero sí lo hay en la elección y asociación de los mismos”. Así que, mencionados todos estos elementos, el autor añade las necesarias explicaciones sobre otras particularidades del texto, como son los comentarios entre corchetes que sugieren al lector buscar los títulos de libros que completarán los comentarios por él realizados. Todos estos detalles configuran en sí la invitación especial que es “Del amanecer a la decadencia”, una generosa y amigable oferta a compartir datos precisos, lecturas referenciales conocidas y por conocer; a criticar y defender tópicos, mitos e ideas preconcebidas a lo largo de siglos, con el objetivo único de iniciar una polémica, una apasionada reflexión con los lectores, sobre 500 años de vida cultural que es decir vida política, económica, social de Occidente. Jacques Barzun es sugerente cuando afirma que nuestros tiempos actuales “son tiempos muy activos, llenos76715 de hondas preocupaciones, pero peculiarmente inquietos, porque no se ven líneas de avance claras. Es un tiempo que ha de afrontar la pérdida de la posibilidad. Las formas del arte y de la vida parecen agotadas, todas las fases del desarrollo están trilladas. Las instituciones funcionan a duras penas. La repetición y la frustración son la insoportable consecuencia. El aburrimiento y el cansancio son grandes fuerzas históricas”. El recorrido por este texto de 1303 páginas, que tiene como ilustración de cubierta a El rapto de Europa de Simon Vouet, y que se terminó de imprimir en octubre del 2001, plantea diversos retos y presupone el esfuerzo del análisis y de la comprobación de muchos de los datos que el autor lanza como si jugara: pero las recompensas son muchas, entre éstas la certidumbre de compartir, finalmente, muchos de los juicios y muchas de las conclusiones por lapidarias que inicialmente parezcan de este gran conversador que es Jacques Barzun.

[Luz María RIVERA. “Barzun se adentra en 500 años de vida cultural de Occidente”, in El Universal (México), 24 de junio de 2002]