✍ Los tres órdenes o lo imaginario del feudalismo [1978]

por Teoría de la historia

34165613[…] El conocido libro de Georges Duby se publicó en francés en 1978 y fue reeditado a partir de la primera edición española, con motivo de la concesión a Duby del doctorado «honoris causa» por la Universidad de Santiago de Compostela. El libro constituye la mejor aproximación existente dentro del ámbito medieval a la llamada «historia de las mentalidades», línea interpretativa surgida del frondoso árbol de la escuela histórica de «Annales», que ha intentado combinar algunos elementos del materialismo histórico con aportaciones de la sociología y de la psicología social. Tan complejo armazón teórico ha producido no poca confusión y desorden en quienes se han aproximado al mismo sin la suficiente sutileza, arruinando las posibilidades que una hábil combinación de elementos interdisciplinarios proporcionaba. Duby va introduciendo al lector con habilidad en el llamado esquema trifuncional, visión globalizadora de la sociedad feudal que acuñaron algunos eclesiásticos de principios del siglo XI, como Adalberon-de Laon y Gerardo de Cambrai, a partir de un material preexistente que se remontaba al mundo clásico. Según esta visión idealizada y por ello falsa, la sociedad de esta época medieval estaría dividida armónicamente en tres grandes grupos de personas, los «bellatores» o «pugnatores», encargados de defender militarmente a la sociedad, los «oratores », a quienes correspondía su salvaguarda espiritual, y los «laboratores», trabajadores fundamentalmente agrarios, encargados de proporcionar el sustento a todo el grupo. Pocas veces en la historia de la humanidad ha alcanzado tan gran fortuna una concepción ideológica de la sociedad como sucedió con este llamado esquema trifuncional, que se mantuvo vivo en el imaginario colectivo a lo largo de muchos milenios. El gran mérito de este libro es la$(KGrHqMOKiEE4n35LtG-BOV!3tM)Dg~~_35 habilidad que muestra su autor para ir familiarizando al lector no especialista con unos textos ingeniosamente leídos e interpretados que le llevan a una comprensión rápida pero rigurosa del mundo ideológico medieval. Por otra parte, son constantes las referencias a aspectos económicos y sociales que están profundamente relacionados con las construcciones mentales a las que sirven de base. Este recorrido por los siglos centrales de la Edad Media es fruto de una larga y fecunda reflexión en un seminario universitario, con la colaboración de ideas y sugerencias de diferentes personas, lo que explica la gran elaboración que ha experimentado el material, lo que sin duda facilita enormemente la lectura. La reflexión lúcida y brillante predomina sobre la erudición tediosa que está siempre presente sin que el lector la aprecie. En suma, se trata de un gran libro de historia.

[Javier FACI. “Dos afortunadas reediciones”, in ABC Literario (Madrid), 6 de noviembre de 1992, p. 20]