✍ Historia y realidad del poder [1967]

por Teoría de la historia

51rZR41dc-L._SY300_No es la primera vez que el profesor español Manuel Tuñón de Lara, que dicta sus clases en la Facultad de Letras de la Universidad de Pau, publica sobre la problemática de la España moderna, pues ya en 1961 apareció La España del siglo XIX, y en 1966 La España del siglo XX. En el libro que ahora comentamos se aborda el tema de «El poder y las élites en el primer tercio de la España del siglo XX», o, según dice el autor, desde enero de 1901 hasta mayo de 1934 «para ceñirnos lo más posible a la exactitud cronológica en el análisis de los fenómenos del poder y de las élites, de su interacción y de sus vínculos con la estructura social». El autor llama librito a este volumen, y afirma desde el pórtico que no va destinado a especialistas, sino a todos, y que esta actitud abierta entraña riesgo, que intenta sortear, de perderse en las cimas de la especialización o de hundirse en la irrelevancia de la vulgarización. Arranca perfilando el concepto técnico sociológico del poder y lo analiza a través de sociólogos alemanes y franceses y americanos, sin hacer ni una sola cita de autores españoles. Da por anticuada la definición de Duguit y prefiere la formulación que hacen Duverger y Burdeau. Y por caminos de eficacia concreta la diferencia entre poder nominal o poder real y efectivo, al tiempo que cualifica de irresistible a ese poder potenciado y supremo que es513176 el poder del Estado. De Herman Heller (el odiado de Hitler) toma la distinción entre poder objetivo y poder subjetivo de, sobre, y en, la organización. De Lavau suma la idea de estabilidad como nota característica del poder político. Seguidamente, se formula la cuestión de fijar el contenido del concepto élite. Huye de la terminología orteguiana en la búsqueda de valores. Escribe la definición de Mills y aclara que es demasiado casuística para aplicarla a España, y después de afirmar queda de un concepto ajeno a toda tabla que se trata de un grupo reducido de hombres que ejercen el Poder o que tienen influencia directa o indirecta en el Poder, considera preciso añadir la nota de autoridad como cualificativa del concepto élite, pues por ello se diferencian las élites de las oligarquías y de las camarillas, aunque, como ellas, sin el carácter de corruptela, las élites son de esencia en toda vida democrática de acuerdo con Heller, para quien todo ejercicio de Poder está sujeto a la ley del pequeño número, tal vez por esa concepción piramidal del Poder que ya anunciaba Kelsen. Seguidamente, distingue entre élites que deciden y élites que orientan, pero en uno y en otro caso las élites son portavoces de un grupo social. 31269531Diferencia el concepto de élites del concepto de grupos de presión. Los grupos de presión son grupos organizados que actúan para influir sobre el Poder, pero sin aspirar al ejercicio directo del mismo, esto es, actúan desde fuera, o dicho de otro modo, su fin es presionar. Con estos conceptos previos y con estas consideraciones cierra capítulo con un esquema relacional de los vínculos entre poder y comunidad, y con ello inicia el estudio del Poder y las élites en la monarquía parlamentaria, lo cual lleva a término en dos períodos, un primer período de quince años, hasta 1916, y un segundo período que se extiende hasta 1923, llegando de esta manera al análisis de la dictadura y a la transición de la dictadura a la república, continuando con el estudio del régimen republicano en dos capítulos, para terminar en el capítulo VI con unas conclusiones que califica de hipótesis de trabajo. Termina el libro con una invitación a todos los españoles a reflexionar y comprender la realidad histórica y sociológica circundante porque esto es tarea de todos y no campo acotado para las élites.

[Esteban MESTRE. “Manuel Tuñón de Lara, Historia y realidad del Poder, Editorial Cuadernos para el Diálogo, S. A. Madrid, 1967, 210 págs.” (reseña), in Revista española de la opinión pública (Madrid), nº 10, octubre-diciembre de 1967, pp. 398-399]