✍ Compendio de la historia de la Revolución francesa [1962]

por Teoría de la historia

'fotos'Modelo de trabajo de síntesis, tal el comentario que merece esta obra de Albert Soboul, y con él nos sumamos a la opinión crítica que la señala como un hito que define el estado actual de la cuestión (versión original publicada en 1962). Pero agreguemos: un hito dentro de cierta línea historiográfica que arranca de una interpretación explicativa de la revolución como resultante de la contradicción entre las relaciones de producción y el carácter de las fuerzas productivas. Jaurès, Mathiez, Sagnac fueron descubriendo la complejidad del fenómeno revolucionario, pero el análisis se amplió con nuevos elementos surgidos, por un lado de F. Simiand que estableció una econometría retrospectiva “midiendo” el acontecimiento, y, por el otro, de E. Labrousse que fundamentó una historia cuantitativa. El movimiento de precios es la base de ambos, pero en el segundo es sólo mero instrumento que marca la dinámica histórica. Ésta denuncia, para el siglo XVIII, “la oposición entre el salario y la renta, el salario y el impuesto, la compleja renta campesina y los derechos feudales”. En 1789, de mayo a julio, “el movimiento de las rentas reproduce y agrava el movimiento de más de medio siglo”. Convergen así campesinado y sectores urbanos hacia la acción burguesa rebelándose “contra el común privilegio de la renta, el impuesto monárquico y el feudal”. Así llegamos a una historia social del proceso revolucionario. Y con ella a Georges Lefebvre, con una historia global que utiliza el análisis inductivo económico para un ordenamiento lógico, economía, clases y mentalidades sociales. El movimiento campesino entra en el cuadro revelando el compromiso -en una economía todavía de base agraria- entre las aspiraciones campesinas y burguesas a expensas de los sectores rurales más desprovistos. Heredero de esa línea -sin cuyo conocimiento es imposible valorar este trabajo-, Souboul emprende la realización de este compendio que recoge elementos e interpretaciones pero cuyos mejores aciertos son producto del minucioso -rechazo de todo esquematismo- e inteligente análisis del autor. Con una tipificación de los distintos sectores sociales que despliegan su heterogeneidad y una estructura legal -agravada por reacción aristocrática- que no coincide con la realidad social y económica, exasperada por el crecimiento demográfico y el alza de precios, nos describe Soboul la “revolución de coyuntura” que conduce a la crisis. De ahí al fenómeno en sí. El tercer estado dirigido por su minoría burguesa, apuntalada por el sector urbano y rural,R240016720 desata el 89, cuya consecuencia es conseguir un equilibrio político que será precario. En el poder, la burguesía se escinde y pronto se ve desbordada. Un sector de ella, unido a las capas sociales más desprovistas, estructura Una organización económica que atenta a los derechos de los poseedores. La renovación social que intenta, frente a negativos y complejos factores, se “congela”. Sobre el fundamento de la libertad económica se restaura el privilegio y se acelera la decadencia de las categorías sociales vinculadas con el sistema residual de producción sin que el capitalismo se imponga de modo incontrovertible. Después de diez años Bonaparte responderá a las aspiraciones de un estado burgués que garantizará las prerrogativas de una nueva clase dominante. Somerísima visión del compendio que cubre la totalidad del proceso y que escapa a la trampa de recalcar efectos superficiales del movimiento social utilizando los cambios de la coyuntura económica, en el manejo de ella y en su relación con los cambios estructurales, está uno de los más inteligentes y originales logros de Soboul. En síntesis: de imprescindible consulta para el estado actual de la cuestión, valioso para el estudioso de la problemática contemporánea o para quien le interese el análisis de un proceso que quiebra el marco jurídico que se opone a la expansión.

[Margarita PONTIERI. “Compendio de la historia de la Revolución francesa, Albert Soboul, Madrid, Editorial Tecnos, 1966, 466 págs.” (reseña), in Desarrollo Económico (Buenos Aires), vol. VI, nº 24, enero-marzo de 1967, pp. 735-736]