✍ Una historia nueva de la Alta Edad Media. Europa y el mundo mediterráneo, 400-800 [2005]

por Teoría de la historia

9788474236149La construcción historiográfica de un determinando período histórico puede conllevar diversas vías de exploración e instrumentos de análisis. Dentro de esto, el estudio cultural, documental y arqueológico, representan caminos que pueden complementar o verificar propuestas y visiones sobre los problemas historiográficos. Ahora bien, el estudio de la alta edad Media se ha visto transformado durante estas últimas tres décadas, precisamente por las metodologías y enfoques de investigación en los cuales se han abocado los historiadores, quienes han trazado miradas e interrogantes sobre un período que significa el fin de la antigüedad y el despertar de un nuevo momento histórico. En esta línea es posible insertar la obra Una historia nueva de la alta Edad Media. Europa y el mundo mediterráneo, 400-800, del historiador británico Chris Wickham, publicada por la editorial Crítica en Barcelona en 2009. Cabe señalar que el autor es Doctor en Historia de la universidad de Oxford, profesor de Historia Medieval en la universidad de Birmingham y editor de la prestigiosa revista Past & Present. Sus principales intereses de investigación se han centrado en la Italia medieval desde el final del imperio romano hasta alrededor de 1300, analizando concretamente los aspectos económicos y sociales, como también legislativos y políticos. Asimismo, el autor ha estudiado los cambios de la sociedad europea desde finales de la antigüedad y la alta edad Media a partir de una perspectiva marxista, donde sus trabajos han sido pioneros en el análisis comparativo socio-económico de ese período. Ahora bien, el presente estudio releja un claro aporte a las nuevas visiones y construcciones acerca del período alto medieval, en cuanto representa una mirada crítica y minuciosa sobre los aspectos sociales y económicos, apoyando sus argumentos mediante una historia documental y arqueológica. Esto no deja de ser menor, puesto que su obra busca generar una síntesis que integre los diversos materiales existentes en torno a la época estudiada, resultando ser las fuentes los principales testimonios que permitan escribir esta historia. En otras palabras, no es el relato o la mera narración lo que guía la trama historiográfica de este libro, sino que son las estructuras que permiten desglosarse a través de los documentos y que entregan una panorámica más amplia de los fenómenos y problemas del mundo alto medieval. Es así como el estudio realiza un análisis comparativo en los diversos contextos culturales, sociales y económicos del mundo europeo, abocándose concretamente a la forma del estado, la aristocracia, el campesinado y las estructuras de la sociedad rural local, la sociedad y la economía urbana y las redes de intercambio. Ciertamente, los temas responden a una historia social y económica de corte bastante clásico, sin embargo, no hay que perder de vista los elementos culturales que se encuentran detrás de los documentos, y que Chris Wickham presta atención para la comprensión de esta naciente cultura y sociedad alto medieval; estos son los valores, actitudes, representaciones, estrategias discursivas, cultura material e imágenes, los cuales ya no sólo nos hablan de los aspectos económicos y sociales como estructuras de la vida material en sí, sino que se puede ingresar en estructuras inmateriales como la cultura, mentalidad y vida cotidiana de estas sociedades. ahora bien, la línea argumentativa que utiliza el autor para vislumbrar la alta edad Media, se basa en la comprensión del desplome del imperio romano y las continuidades y cambios que se manifiestan a través de esta situación. De este modo, la caída del imperio romano constituye un gran impacto al sistema político y económico de Europa y el Mediterráneo. Es así como el imperio termina desmembrándose en distintos componentes, donde cada fragmento toma elementos de las estructuras sociales, económicas y políticas de Roma que logran perdurar y desarrollarse a su propia manera. Es decir, si bien es posible concebir transformaciones radicales tras el desplome de una estructura unitaria para el mundo europeo y mediterráneo, existen componentes que continúan vigentes en las sociedades, de los cuales a veces hay cambios mínimos y en otras no se experimentan cambios algunos. De esta manera, el presente libro más que ofrecer respuestas, busca establecer un marco en el que se puedan insertar los diferentes argumentos y propuestas existentes en torno a las diversas regiones del mundo alto medieval. En cierta medida, se define como una síntesis, donde se logra dar cuenta del panorama económico y social de las distintas culturas de este período. Del mismo modo, el estudio se centra en la particularidad de cada región, analizando minuciosamente cada una de las mismas dentro del contexto europeo y mediterráneo y estableciendo relaciones generales que permitan comprender las dinámicas económicas, sociales y culturales. En relación a esto, la alta edad Media se vislumbra como un vasto mapa cultural e identitario, donde si bien hubo una estructura unitaria, el imperio romano, que definió en gran medida el contexto espacial y cultural de la antigüedad tardía, su disolución desencadenó una serie de transformaciones y cambios en las distintas regiones donde mantuvo presencia.51MEbz+oiCL De hecho, es en esta línea donde la obra de Chris Wickham busca aterrizar sus propuestas, comprendiendo las divergencias regionales y la heterogeneidad cultural que representa la temprana edad Media. En otras palabras, con el despertar de este nuevo período alto medieval encontramos el fin de la unidad romana, lo que no quiere decir necesariamente que se hayan perdido elementos de su cultura, sino que por el contrario, hubo muchas de sus estructuras que continuaron vigentes y otras que se transformaron en relación al contexto en el cual se encontraban. Por otra parte, el estudio de la forma del estado, la aristocracia, el campesinado y la economía urbana y las redes de intercambio, no sólo funcionan como pautas en la comprensión de la línea económica y social de esta obra, sino que explican justamente este desplome del imperio a través de la involución de los sistemas iscales, el debilitamiento de las aristocracias locales, y por consiguiente, el deterioro de los sistemas relacionados con los intercambios y con el conjunto de la cultura material. es una época que se encuentra en un proceso de transformación en sus distintas regiones. Por último, es importante destacar que esta nueva historia acerca de la alta edad Media, si bien logra establecer una actualización de los conocimientos y discusiones bibliográficas de este período, también innova en las herramientas y métodos de estudio con el fin de abrir nuevas perspectivas de análisis y comprensión de los problemas historiográficos. De esta manera, el apoyo documental y arqueológico, se tornan instrumentos indispensables para una comprensión cabal del período estudiado, ya que justamente son otras fuentes además de las tradicionales historias o crónicas –tales como la literatura, el arte, la arquitectura y la cultura material– las que permiten generar nuevas aperturas en las visiones culturales de la sociedad. En este sentido, la obra de Chris Wickham sugiere no sólo vislumbrar la historia de manera apartada, o acotada a un determinado contexto en específico, sino que a partir de tales estudios de casos, se pueda establecer una mirada comparativa que permita vislumbrar los fenómenos y problemas históricos de manera más amplia e integradora. Una propuesta colosal y atrevida, pero que logra tener cabida cuando se busca comprender los procesos de larga duración, junto con sus continuidades y cambios que definen un periodo histórico. Es así como esta investigación más allá de resultar una síntesis o un marco que ordene las estructuras económicas y sociales del mundo medieval, se plantea como una apuesta metodológica y analítica en la comprensión de los problemas historiográficos de la vida cultural en la alta edad Media.

[Pablo CASTRO HERNÁNDEZ. “Chris Wickham, Una historia nueva de la alta Edad Media. Europa y el mundo mediterráneo, 400-800, Crítica, Barcelona, 2009, 1576 pp.” (reseña), in Intus-Legere Historia (Santiago de Chile), vol. VI, nº 1, 2012, pp. 107-109]

Anuncios