✍ Matanza y cultura. Batallas decisivas en el auge de la civilización occidental [2001]

por Teoría de la historia

159614Voces autorizadas denunciaban, hace poco más de diez años, que la ausencia de historia militar era una carencia intelectual que se sufría en España. A la descalificación habitual que, desde los medios académicos, se había dirigido en casi todo el mundo a “la historia de reyes y batallas” había que sumar, en España, la reticencia a dar un especial protagonismo a los asuntos militares, después de la experiencia de la dictadura de Franco. Pero la historia de las batallas ha vuelto a nuestras librerías, quizás porque la fascinación que esos momentos culminantes ejercen sobre el gran público nunca ha desaparecido y porque, detrás del personaje que manda las tropas, muchos saben adivinar el palpitar colectivo de todo un pueblo. Algo que, por ejemplo, ayuda a entender que el portaaviones Yorktown, como aquí se nos cuenta, pudiera estar reparado en poco más de sesenta horas y hacer una contribución decisiva a la batalla de Midway, frente a unos japoneses que pensaban que lo habían dejado fuera de combate en la batalla del Mar del Coral. Este libro de batallas que ahora se nos presenta viene de la mano de Victor David Hanson, que es uno de las grandes nombres en el estudio de la antigüedad clásica, en la línea de Donald Kagan y Steven Ozment, grandes clasicistas a los que está dedicado el libro. Hanson es, además de viticultor californiano e investigador de la Hoover Institution, un extraordinario comunicador y un experto en la historia militar. Especialmente de la Antigüedad, que aquí aparece reflejada en los capítulos dedicados a las batallas de Salamina (480 a. de C.), Gaugamela (336 a. de C.) y Cannas (216 a. de C.). Pero Hanson no ha hecho un libro sobre grandes batallas, ya que hay enfrentamientosCarnage and Culture relativamente limitados como el que sostuvieron las tropas británicas contra los zulúes en Rorke’s Drift (1879). Tampoco grandes victorias del mundo occidental porque algunas se resolvieron en derrota, empezando por Cannas, la gran victoria cartaginesa frente a los romanos. El hilo conductor de este libro es la idea de la continuidad en una larga tradición sobre una forma de hacer la guerra basada en la propia cultura occidental. Algo que no está ligado a la superioridad tecnológica ni, mucho menos, a una superioridad física o intelectual. Lo que sí existía era una forma de militarismo cívico, de moral social, que ha hecho a los occidentales especialmente letales en la lucha armada y les ha permitido una efectiva hegemonía en todos los rincones del mundo. Desde la época de los griegos hasta la actual situación de hegemonía americana, lo cual no excluye que esa hegemonía no haya estado amenazada a veces (mogoles, otomanos) por sociedades no occidentales. Al servicio de esta tesis, que no deja de resultar provocativa, V. D. Hanson ha puesto la lectura penetrante de una abrumadora bibliografía que desborda sobradamente su especialidad de estudios clásicos, para llegar hasta los estudios estratégicos de candente actualidad. También la habilidad literaria para situar al lector como un observador privilegiado 51PzxzdpvnL._SY344_BO1,204,203,200_del escenario de la batalla. Las angustias de la noche de Tenochtitlán o la espectral aparición de las galeazas venecianas ante los atónitos ojos de Al’ Baja son pasajes que enardecen la imaginación de cuantos aún gusten dejarse arrastrar por el simple gusto de la lectura. Algo que, en cualquier caso, no podría haberse conseguido si no existiese, en esta edición en castellano, una excelente traducción realizada por Amado Diéguez. El lector español verá con un cierto desmayo que el autor no se libra de algunos pequeños tics historiográficos cuando habla de los asuntos españoles, como la repetida alusión a las víctimas de una Inquisición sanguinaria, o la habitual referencia a la crueldad y rapacidad de los conquistadores hispanos pero, al menos, tendrá el consuelo de que algunos de nuestros antepasados hayan participado en dos de las nueve batallas escogidas para ilustrar el auge de la civilización occidental, al que se dedica este excelente libro de historia militar.

[Octavio RUIZ-MANJÓN. “Matanza y cultura”, in El Cultural (Madrid), 10 de marzo de 2005]