✍ La escuela en la historia argentina [2009]

por Teoría de la historia

fl_noticias_655_grd_1El libro de Silvia Finocchio propone trascender una mirada estereotipada de la historia de la escuela en la Argentina. Salvo por algunas excepciones, la historia de la educación presentó la configuración de la escuela moderna argentina a partir de una sucesión de epopeyas educativas y relatos heroicos (constitutivos de panteones que intentaban destituir a otros) y la suposición de una red de panópticos-escuelas altamente disciplinantes y modernizadoras. Interpretaciones sin fisuras ni matices que daban poco lugar u omitían el análisis de las prácticas escolares y las hibridaciones resultantes de las acciones llevadas a cabo por los maestros en el día a día. Las revistas educativas editadas desde finales del siglo XIX fueron el camino central recorrido por Finocchio para desandar tales propósitos, convencida de estar frente a un ámbito donde se pensó, debatió y renovó la educación. Fuente privilegiada para aprehender la multiplicidad del campo escolar y educativo, la prensa periódica ha sido poco sistematizada y explorada en sí misma como un objeto de investigación. La tesis doctoral de la autora, presentada en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales en 2007, constituyó un antecedente para cubrir esta vacancia, dado que allí delineó un repertorio de la prensa educativa de la Argentina formado por 350 revistas editadas entre 1858 y 2007. Esta tarea supuso un diálogo con otros investigadores que habían avanzado en la sistematización y estudio de las publicaciones educativas en otros contextos nacionales, tal el caso de Nóvoa en Portugal, Caspard y Caspard-Karydis en Francia y Catani, Pereira de Sousa y Camara Bastos en Brasil. Ante las limitaciones de un campo poco explorado, la autora redobló la apuesta y se sumergió en los pactos de lectura propuestos por los editores, la circulación de las revistas, las prácticas escolares propiciadas desde sus páginas y la distancia entre la cultura política de los administradores del sistema educativo, la cultura académica de los pedagogos o cientistas de la educación y la cultura empírica de los maestros. En el primer capítulo, la autora explica la importancia del estudio de la prensa educativa y analiza los usos de este objeto en la investigación histórico-educativa. Propone, además, una clasificación del corpus empírico: i) publicaciones sobre el sistema educativo y las instituciones escolares; ii) publicaciones para docentes; iii) publicaciones para un tipo particular de educación; iv) periódicos destinados al apoyo y la inclusión; v) revistas de educación no formal; iv) publicaciones del campo de la pedagogía. A lo largo de los siguientes cuatro capítulos que conforman la obra, Finocchio expone el universo de la prensa educativa argentina. Y establece una cronología signada por las preocupaciones presentes en las publicaciones. En esta dirección, el segundo capítulo agrupa las revistas de la segunda mitad del siglo XIX. La prensa de este período expresa las inquietudes de la construcción de “un” sistema educativo. Finocchio sostiene que las revistas apuntaron a tres pilares: la formación de la opinión pública para la causa de la educación común, la organización de la administración de la educación y la afirmación de los saberes docentes. El tercer capítulo reúne las revistas de la primera mitad del siglo XX. La autora afirma que fue entonces cuando los docentes pasaron a ser el corazón del sistema educativo y el centro de las preocupaciones de las publicaciones periódicas. Las revistas interpelaron al docente desde diferentes “pedagogías”: una pedagogía de formación teórica, una pedagogía científica sobre la investigación de los métodos de enseñanza y una pedagogía práctica que se plasmó en actividades y materiales para los docentes. En este corpus, Finocchio refiere a las revistas de las asociaciones de maestros y profesores que expresaron la lucha profesional, a la prensa libertaria en su intento político-pedagógico por esbozar y alcanzar otro tipo de experiencia educativa y a las revistas editadas por la iglesia católica en su interpelación del docente virtuoso. El cuarto capítulo comprende las revistas de la segunda mitad del siglo XX. El centro de la escena es el cambio en la escuela entrelazado con el discurso sobre la crisis de la educación. Instalados en el centro de la escena escolar, Finocchio observa diferentes iniciativas que intentaron reconfigurar la tarea de los docentes. En el quinto y último capítulo Finocchio estudia la actualidad de las revistas oficiales y aquellas publicadas por la editorial Ediba. Analizadas en detalle en su tesis doctoral, las incluye en este libro para fundamentar una de sus hipótesis: sostén de la tarea cotidiana del docente, fenómeno de consumo masivo y promotoras de una nueva “trinidad pedagógica” (láminas -rituales -fotocopiables, según la indagación empírica de la autora), estas revistas del mercado editorial son las que han ganado la batalla por el imaginario pedagógico. La obra reseñada se destaca por un exhaustivo trabajo de archivo que supuso la búsqueda y análisis de la prensa educativa de diferentes provincias argentinas, en una historia de larga duración. El afán por superar la visión estereotipada de la escuela y la apuesta por destacar matices e hibridaciones aportan interrogantes y análisis de inestimable valor para los estudios históricos de la educación que retomen las revistas como su objeto de estudio.

[Mª Belén IRAZÁBAL. “Finocchio, Silvia. La escuela en la historia argentina, Buenos Aires, Edhasa, 2009, 211 páginas” (reseña), in Archivos de Ciencias de la Educación (La Plata), vol. III, pp. 173-178]