✍ Historia mínima de Corea [2009]

por Teoría de la historia

rzdLa primera Historia mínima de México, publicada en 1973 por el Colegio de México, se convirtió rápidamente en obligada referencia general para generaciones de estudiantes. Tras la reinvención de esta síntesis clásica con una edición completamente nueva en 2004, el Colegio de México nos ofrece ahora esta segunda historia mínima, dedicada a la península coreana, a la cual se le suma este año una tercera, en este caso sobre historia china. Que la aparición de la Historia mínima de Corea preceda a otras potenciales compilaciones de la serie, por encima de otras unidades geográficas o enfoques temáticos, puede resultar sorprendente, sobre todo considerando la relativamente corta historia de los estudios coreanos (no se diga la historiografía de Corea), no sólo en México o América Latina, sino en el mundo en general. La academia occidental, con una fascinación por China y Japón cultivada desde hace siglos, desarrolló en la posguerra un tardío interés por Corea, en gran medida como resultado del crecimiento económico sin precedentes iniciado en los años sesenta, así como de las cuestiones de seguridad en la península. Posteriormente, con la creación de la Korea Foundation por el gobierno de Corea del Sur en 1991, los estudios coreanos lograrían un nuevo posicionamiento en universidades alrededor del mundo. Ante este historial, la creación de esta historia mínima, más que un ejercicio de innovación historiográfica, es una aseveración del grado de madurez de los estudios coreanos en México, lo que los anglosajones describirían como un “coming of age”. La compilación “Korea Old and New: A History”, hasta hoy el más cercano equivalente a una historia mínima en lengua inglesa y resultado de un esfuerzo conjunto entre historiadores surcoreanos y norteamericanos, no fue publicada sino hasta 1990. En este contexto, el volumen coordinado por José Luis León resulta particularmente significativo para la evolución de los estudios coreanos en el mundo de habla hispana. Parecería irónico que esta historia mínima surja de la colaboración entre cuatro internacionalistas (Alfredo Romero Castilla, José Luis León Manríquez, Juan Felipe López Aymes y Alejandro Escalona Agüero), junto con una antropóloga (Silvia Seligson), ninguno de ellos historiadores de oficio. Sin embargo, estos cinco autores, pioneros de la temática coreana en América Latina, brindan una perspectiva multidisciplinaria que abarca desde el mito fundacional del rey Tangun hasta la presente crisis del desarrollismo en el Sur y del peculiar modelo socialista en el Norte, pasando por una balanceada discusión del legado del colonialismo japonés, sin duda el periodo más controvertido en la historia de la península. Este volumen nace de la necesidad de una introducción a la historia de Corea pensada en estudiantes (y estudiosos) de las ciencias sociales, así como los miembros de la “comentocracia”, pero a su vez accesible para el público en general. Se trata, pues, de una visita guiada a través del que León describe como un “óptimo laboratorio para la historia y las ciencias sociales”, que cumple con un doble propósito: no sólo informar sino también inspirar. La Historia mínima de Corea promete convertirse no sólo en obra de consulta esencial sino también en punto de partida para nuevas generaciones de especialistas en el estudio de la península coreana.

[Guillermo RUIZ-STOVEL. “Historia mínima de Corea, José Luis León Manríquez” (reseña), in México y la Cuenca del Pacífico, vol. XIII, nº 39, septiembre-diciembre de 2010, pp. 133-134]