✍ Europa contra Europa, 1914-1945 [2011]

por Teoría de la historia

europacontraeuropa97884En un contexto global de búsqueda de identidades y recuperación del pasado surgen numerosos planteamientos e hipótesis, que pretenden acercarse al conflicto multipolar, que emergió y se desarrolló en el escenario europeo entre 1914-1945. De esas fuentes emana, el libro Europa contra Europa de Julián Casanova, catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Zaragoza, y autor entre otros trabajos de: El anarcosindicalismo en España, Anarchism, the Republic and Civil War in Spain 1931-1939, La Iglesia de Franco y Anarquísmo y violencia política en la España del siglo XX. En las últimas décadas se ha producido una eclosión de estudios de gran valor historiográfico, tratando de dar respuestas, explicando y contextualizando: los orígenes, desarrollos y consecuencias de la Gran Guerra, conectándose con los debates desarrollados en la comunidad científica, cultural y social. Esta obra y sus planteamientos pueden, en su totalidad o parcialmente, ser o no compartidos por los especialistas y el lector general, pero lo que no se debe obviar es la consideración de un trabajo científico, riguroso y arriesgado en función de las hipótesis que el autor presenta y justifica, en palabras propias, desde una “visión telescópica”. Julián Casanova realiza una retrospectiva comparativa más que una narración al detalle. Analiza los actores que confluyeron en ese conflicto multipolar donde aparecen como principales protagonistas, las naciones, las clases y las ideologías, cubiertas por el velo de la Cultura del Enfrentamiento donde “el comunismo y el fascismo se convirtieron primero en alternativas y después en polos de atracción para intelectuales, vehículos para la política de masas, viveros de nuevos líderes que, subiendo de la nada, arrancando desde fuera del establishment y del viejo orden monárquico e imperial, propusieron rupturas radicales con el pasado” (p. 17). Fundamentalmente hay que destacar en la obra la profundidad en el análisis del pensamiento y las concepciones ideológicas, sociales, económicas y culturales que convergieron en el periodo 1914-1945 y que fueron la causa de una explosión social violenta y prolongada, por la conquista del poder, con la caída de los principios democráticos liberales y parlamentarios, la erradicación de la ley y de los derechos civiles, que desembocaron en la emersión de las dictaduras de derecha, prácticamente en la totalidad de Europa. Al mismo tiempo, se asientan los regímenes comunistas, revolucionarios y violentos. Todo esto convergió en un escenario que Richard Vinen define como “el sinfín de motivos que descubrieron los europeos para odiarse mutuamente” (p.30) y de la preocupación por “la historia de esos odios, de sus causas y consecuencias, y de sus principales instigadores…” (p. 30) surgió la obra de Julián Casanova. El fin último del libro es transmitir conocimientos, comparar y abrir caminos en la historia de la violencia en la búsqueda de respuestas a todo un elenco de preguntas que sobre las dos “grandes guerras” se han planteado y que se han negado a la ciudadanía, por interés o por falta de un trabajo riguroso de investigación permanente. La secuencia vertiginosa de los sucesos en Europa desde 1914-1945 ha sido recogida con escrupulosa minuciosidad, analizada en sus orígenes y en sus consecuencias dejando un legado sobre una época de la Historia en la que se manifestaron con toda su crudeza “las dictaduras que se establecieron en la mayoría de los países del este y sureste de Europa en los años veinte y treinta, tras el derrumbe de los viejos imperios, no fascistas, aunque imitaron y admiraron el estilo fascista de gobierno de la Italia de Mussolini y, posteriormente, de la Alemania nazi” (p. 142), que abocaron a Europa a un “tiempo de odios”, en los que “la memoria se impone a la amnesia y nos obliga a repensar aquella historia de Europa contra Europa” (p. 199). Compartimos con el autor el tratamiento comparativo y sintético historiográfico, con referencias de la historiografía angloamericana y sirviéndose de “las mejores síntesis sobre la historia del siglo XX” (p. 219). Asimismo destacamos el tratamiento cauteloso y preciso, que requiere esta herramienta de análisis, evitando anacronismos y vagas generalizaciones. La originalidad de este libro reside en su metodología, que impulsa al lector a un deseo de mayor introspección en la historia de Europa, con una lectura, que invita a otra, complementaria. La cuestión de esa “Europa contra Europa” sintetiza una realidad dramática, que hay que buscar, con independencia de la cronología de los acontecimientos, en intereses y personalismos patológicos. Julián Casanova, transmite el concepto “global” de una “guerra total” utilizando una técnica de proyección fílmica, en un campo contra campo, que sitúa al lector ante un primer plano, dejando claro el inicio y el fin de dos épocas: 1914-1939 y 1939-1945: “Nicolás II y Hitler representaban dos tipos muy diferentes de despotismo. Uno, tradicional, que hundía sus raíces en el medievo; el otro, moderno, destructor. La misma guerra mundial que se llevó por delante a la dinastía Romanov, forjó la carrera política del dirigente nazi. Entre la muerte de ambos personajes, transcurrieron apenas treinta años, un periodo convulso de revolución, crisis y guerra de exterminio” (p. 8). Este periodo está recogido y analizado en cinco capítulos y un epílogo titulado “Tiempo de odios”, que explican en su globalidad cada uno de los fenómenos comparados y permiten al lector obtener respuestas sobre las causas, hechos y consecuencias de una época. Muchos y variados fueron los acontecimientos que llevaron a Europa a la sima del terror, donde se mezclaron la decadencia burguesa de finales del siglo XIX, y el uso de la violencia para resolver las diferencias y para conseguir los objetivos. “El terror rojo y el terror blanco, el paso del Estado policial al genocidio, las dictaduras y el nuevo orden mundial” fueron el resultado de ese “salto al abismo” (p. 176), donde la vida carecía de valor y donde millones de personas fueron víctimas del odio, la violencia, el hambre y el castigo, por los que muchos murieron y otros muchos quisieron olvidar. Tan importante como el escenario de la I y II Guerra Mundial (1914-1945) es la visión de la posguerra, de ambos acontecimientos, que nos deja el autor en el último bloque denominado “tiempos de odios”. Es aquí, donde Julián Casanova, una vez más, focaliza al pasado (Congreso de Viena en 1815 y múltiples acontecimientos bélicos hasta 1914) para explicar “lo que causó el tremendo salto al abismo y sus consecuencias” (p. 174). Los vencedores pretendieron hacer justicia sobre los vencidos tanto a nivel nacional como internacional: “Los vencidos que pudieron seguir vivos tuvieron que adaptarse a las formas de convivencia impuestas por los vencedores” (p. 192). Aunque esta cita haga alusión expresamente al caso español, podríamos generalizarlo a toda Europa, en la que se pretendió hacer justicia inmediatamente a la posguerra, pero no con todos, ni por todas las causas. Como Julián Casanova reconoce en el comentario bibliográfico de la obra, refiriéndose a los acontecimientos desde 1914-1945: “La bibliografía sobre los años, personajes y temas que se tratan en este libro resulta inabarcable” (p. 217). En esa profusión historiográfica se han marcado tendencias e interpretaciones muy variadas. La estructura de esta investigación se fundamenta en todo un elenco de fuentes primarias y secundarias obtenidas en múltiples viajes, estudios, seminarios, clases impartidas por el autor en renombradas universidades desde la Universidad de Notre Dame a la New School for Social Research de Nueva York, y fondos obtenidos para numerosos proyectos internacionales y nacionales de la Dirección General de Investigación, del Ministerio de Educación y Ciencia (HUM 2005/00172) y del Gobierno de Aragón (H-24). Julián Casanova, nos da su valoración sobre las sombras y venganzas, que siguieron a las posguerras y la justicia aplicada, principalmente, en Alemania, la URSS, Italia, España y Portugal, donde acabar con los enemigos fue, a veces, el único objetivo. No siempre se enjuició convenientemente, y esta obra nos permite reflexionar sobre las complicidades de muchos, para encubrir a los culpables, incluso en nuestros días. Un manto de olvido podría anestesiar la memoria pero no reflejaría la realidad, ni sería positivo para el futuro. Esta obra recoge el pensamiento crítico del autor sobre el periodo que abarca la I y la II Guerra Mundial y sintetiza las ideologías extremas y personalismos, llevando a la mente del lector la imagen escatológica de esa Europa contra Europa, que gracias a la consistente labor investigadora de muchos historiadores, como Julián Casanova, sigue manteniendo en la memoria los hechos de su Historia para reconstruir la memoria del pasado y conseguir una base de futuro en Democracia y libertad.

[Sara LABRADOR HAYAS. “Julián Casanova Ruíz, Europa contra Europa. 1914-1945, Barcelona, Crítica, 2011, 258 páginas” (reseña), in Hispania Nova. Revista de Historia Contemporánea (Madrid), nº 11, 2013]