✍ Historia de las mujeres en la Argentina [2000]

por Teoría de la historia

historia-de-las-mujeres-en-la-argentina-2-tomos_MLA-F-4773722001_082013Al igual que a la serie europea en la que se inspira, a la Historia de la vida privada en la Argentina , publicada también por Taurus y dirigida por Fernando Devoto y Marta Madero, se ha sumado la Historia de las Mujeres en la Argentina , a cargo de Fernanda Gil Lozano, Valeria Pita y María Gabriela Ini. Ambas obras son sabrosos exponentes de esas corrientes historiográficas cada vez más influyentes que tratan de acercar al lector instruido y curioso, pero no necesariamente especializado, un nuevo producto que, despojado de las antiguas y venerables efemérides de las academias y los institutos sacrosantos, instruya, ilustre y entretenga a un público más interesado en la vida diaria de los hombres cotidianos que en la trayectoria deslumbrante de los grandes hombres. Sin embargo, la Historia de las Mujeres en la Argentina se halla adornada de prendas diferentes de las que son tan ostensibles en la Historia de la vida privada. La compilación de Devoto y Madero mostraba casi con exquisitez los escenarios recónditos donde transcurrían las tramas secretas de una sociabilidad en la que se sustentaban los pilares de la vida pública, atravesada primero por la revolución, luego por la guerra civil y por fin por la fuerza incontenible del “progreso” y la modernidad. La obra dirigida por Gil Lozano, Pita e Ini tiene un propósito casi antagónico: desde una posición asumida como militante, no trata tanto de mostrar lo oculto como de poner en evidencia un aspecto de la realidad pasada que la tradición historiográfica, por las propias condiciones de su desarrollo cultural, ha venido ignorado como temática casi hasta el presente: el carácter inevitablemente protagónico de la mujer como actor social. El resultado de ese esfuerzo testimonial, emprendido desde la perspectiva de las autoras con un afán dignificador, no es en absoluto ni decepcionante ni poco fructífero, pese a enfrentar un “silencio” historiográfico más que secular. Es que las últimas dos décadas han venido proporcionando al oficio histórico en la Argentina y en el mundo la experiencia y la calidad interpretativa de historiadoras que han encontrado en los estudios de género un campo a la vez creativo y reparador para sus tareas profesionales y su compromiso personal. La obra, presentada en dos tomos, es el resultado de un conjunto de trabajos altamente especializados y minuciosos. Por sus páginas desfilan hechiceras y madres indias; esclavas, cautivas y cantoneras; damas de sociedad, prostitutas, monjas y periodistas; parturientas infanticidas, locas y encausadas; obreras, estudiantes y milongueras; mujeres liberadas, huelguistas, feministas y madres militantes de desaparecidos. Esos cuerpos, almas y figuras sujetos de deseo, de condena, de tutela y de idealización, de represión y de cura laboriosamente abordados sobre la base de estadísticas, imágenes, documentos y hasta testimonios personales dan cuenta de una forma de hacer la historia que ha alcanzado una temprana madurez porque, desde sus comienzos, ha eludido muchas de las trampas de la retórica y el compromiso propios de una tradición historiográfica más duradera pero también más expuesta a la denuncia de una excesiva sumisión al orden vigente. Es notable, sin embargo, la forma en que los dos tomos abordan este amplio conjunto de actores y problemas. El primero de cuyos textos pertenecen a J. Farberman, J. L. Hernández, M. Goldberg, L. Malosetti Costa, D. Barrancos, R. Boixadós, G. Braccio, L. Sosa de Newton, A. Correa, C. Bravo, A. Landaburu, Ma. G. Ini, P. Ben y V. Pita se demora en un período que comienza en la conquista y la colonización española y termina en el Buenos Aires del Centenario. El segundo tomo, en cambio, cubre casi con la misma variedad de motivos detalladamente explorados por D. Guy, P. Hernández, Sofía Brizuela, V. Alvarez, M. Lobato, K. Grammático, R. Campodónico, Fernanda Gil Lozano, K. Felitti, A. Vasallo, M. Ma. Nari, F. Rocchi, D. DíAntonio y M. Belucci el corto período quehistoria-de-las-mujeres-en-la-argentina-2-tomos_MLA-F-4773724041_082013 sucede a 1910 y llega a nuestros días. Esta forma de presentación tal vez da cuenta no sólo de la accesibilidad de ciertos temas, sino también del impacto decisivo del siglo XX en la formación de las nuevas identidades y militancias, entre las que se cuenta la de la mujer como actor social e histórico redescubierto a fuerza de hacerse presente cada vez más en el escenario ampliado de las guerras más grandes libradas por la humanidad, de la cultura de masas, del cine, de la radio y de la televisión, del psicoanálisis, la anticoncepción y la militancia política y sindical. Sólido testimonio de uno de los cambios más radicales y transformadores de la sociedad y la cultura occidental de la modernidad en nuestro país, los dos tomos de la Historia de las Mujeres en la Argentina podrán ser abordados desde posiciones diversas en sus propósitos, intereses y objetivos, pero que deberán realizarse siempre desde una conciencia personal adulta de compromiso, reflexión, análisis y crítica sobre uno de los logros más importantes y decisivos de nuestra época y nuestra civilización: la construcción de una nueva identidad femenina.

[Rogelio C. PAREDES. “La mirada que faltaba”, in La Nación (Buenos Aires), 13 de diciembre de 2000]

Anuncios