✍ China. De las guerras del opio a la guerra franco-china, 1840-1885 [1969]

por Teoría de la historia

509940Es este libro el primer tomo de una extensa colección cuyo sólo enunciado resulta altamente prometedor. Se trata de un encomiable intento de divulgación de la historia interna de algunos países, durante la Edad Contemporánea, debido a la pluma de eminentes especialistas en ciencias políticas, económicas, sociales y culturales. Dicha colección responde, en principio, al siguiente programa: China, cuatro tomos; Alemania, cuatro tomos; Japón, dos tomos; Rusia, cuatro tomos; Italia, dos tomos; España, ocho tomos; y pueblos hispánicos, 11 tomos. Dirige la colección, en su versión española, el catedrático don José Manuel Cuenca Toribio. «China» es, sin duda, una excelente piedra de toque que permite catalogar de antemano la profundidad histórica y dimensión humanista de esta nueva serie monográfica amplia y a la vez rigurosa. El tomo primero sobre la historia contemporánea china —escrita y dirigida por el profesor de la Sorbona Jean Chesneaux, con la colaboración de la agregado de Universidad M. Bastid— abarca casi medio siglo: desde 1840, con la iniciación de la «guerra del opio», hasta 1855, con la guerra franco-china. Casi trescientas páginas de cuidado contenido, debidas a la excelente traducción de Maite Bouyat, cuyo mérito principal es, a nuestro entender, haber conseguido integrar en el marco de una exposición tradicional todas las conquistas y aportaciones de una época histórica china realmente compleja. La51dXeCjjzfL._SL500_SY300_ evolución de la política imperial viene arrastrada en China por la drástica intrusión del intervencionismo imperialista occidental. Desdoblamiento histórico, resquebrajamiento político y proceso evolutivo social cuya dinámica resulta notable en la China de los puertos abiertos (auténtica occidentalización) y que fracasa, sin paliativos, estrepitosamente, en la vieja China, impenetrable, del interior. Como escribiera Lu Xun, refiriéndose a la crucial etapa a la que Occidente intentaría poner fin, China es realmente «la casa de hierro, sin ventanas, absolutamente indestructible, con muchas personas dormidas en su interior y que no tardarán mucho en perecer por asfixia». Además del sistemático análisis que se ofrece al lector con evidente sentido de la objetividad, «China» incluye una extensa bibliografía especializada y una serie de referencias complementarias de otros autores, de inestimable valor para cuantos estudiosos se sientan movidos a ampliar sus conocimientos sobre China contemporánea.

[E. F. E. “China. De las guerras del opio a la guerra franco-china (1840-1885)”, in La Vanguardia (Barcelona), 29 de junio de 1972, p. 50]