␥ Alphonse Dupront [1905-1990]

por Teoría de la historia

Presidente y fundador de la Universidad de Paris IV-Sorbonne, el historiador francés Alphonse Dupront es, en el campo de las ciencias humanas, lo que en ocasiones suele llamarse en política un «hombre influyente», un erudito cuyo agudo sentido de la perfección y cuya pasión por la escritura lo hacen portador de una publicación rezagada. En efecto, su obra publicada (noventa títulos sin las respectivas traducciones) representa menos de una vigésima parte del material que aún permanece inédito. Gascón y apegado a su tierra, Alphonse Dupront hubo pasado del Collège de Condom a la khâgne de Toulouse, luego del Henri-IV en la calle de Ulm (1925-1929), la agregación (nº 1) y el palacio Farnèse (1930-1932). El año de 1930 marca en su vida no sólo su ingreso a Roma, sino también la fecha de publicación de su primer libro “Pierre Daniel Huet et l’exégèse comparatiste”. Durante diez años (1932-1941), se desempeña como director del Instituto Francés, jefe de la misión universitaria y agregado cultural en Bucarest: Alphonse Dupront es algo así como Francia en Rumania, país que abandona en 1941 por la Universidad de Montpellier (1945-1956) y luego por la Sorbonne (1956-1977), donde defiende una tesis que hará historia “Le Mythe de croisade” (1956), y una obra sobre el Cardenal Silvio Antoniano, una figura de la Contrarreforma italiana del siglo XV, dos obras que le abrirán más de una puerta. En Bucarest, en Montpellier y luego en París, Dupront deja su marca en varias generaciones de estudiantes, forma investigadores y eruditos. Ha sido editor y, al menos, co-autor de los dos volúmenes de Paul Alphandéry, La Chrétienté et l’idée de croisade, del tomo I (1954), y, sobre todo, del tomo II (1959) en la colección L’Évolution de l’Humanité de Henri Berr. Publica también extensos artículos (el texto “Langage et histoire”, preparado para el Congreso [de Ciencias Históricas] de Moscú en 1970, se acercará a las 100 páginas) así como apuntes de clase : Le Concile de Trente (C.D.U., 1963), Lettres, sciences, religions, arts dans la société française de la deuxième moitié du XVIIe siècle (C.D.U.,1963-1964), Arts et sociétés dans l’Europe du XVIIIe (C.D.U., 1964-1965). También participa en obras colectivas como De l’Église aux Temps modernes, Vie et création religieuse , Du sentiment national y Pèlerinages et lieux sacrés (en la Encyclopædia Universalis). La obra “L.A. Muratori et La Société européenne des pré-Lumières” (Olschki, 1976) marca de manera definitiva su partida a Florencia, donde llevará a cabo grandes tareas administrativas [en el Institut Universitaire Européen de Florence] en calidad de creador individualista, director de orquesta y de escuela, figuras todas ellas que encarnará de modo simultáneo como siempre lo había hecho. Recién al final de su vida, Alphonse Dupront -gracias a Pierre Nora- acepta finalmente publicar “Du sacré” (Gallimard, 1987) y difundir su obra más allá del estrecho círculo de sus pares y el de sus discípulos y, de ese modo, llegar a un público culto más amplio. Fue en aquel entonces cuando Pierre Chaunu lo convenció para que publicase de una vez por todas “Le Mythe de croisade”, aquel trabajo que era mucho más que una tesis y que se convirtió en un momento crucial para el propio concepto de historia. Así, a los 82 años, Dupront emprende la reescritura y el establecimiento de esta obra mayor [que, no obstante, se publicará póstumamente en 1997]. Gracias a Mircea Eliade sabemos que tanto lo sagrado como la caza, han formado parte del hombre desde sus orígenes. Alphonse Dupront ha seguido sus pasos, del Neolítico a los sorprendentes nichos y escondrijos de los caminos vacíos, de las grutas a los trasfondos cortesanos de nuestras ciudades. Ha palpado los textos como lingüista, ha interrogado los últimos testigos como etnólogo, y ha comprendido todo ello como teólogo y como filósofo. 

[Pierre CHAUNU. Alphonse Dupront, in Encyclopædia Universalis. París: Universalis, 1991. Traducción del francés por Andrés G. Freijomil]