✍ Ensayos de historiografía [1996]

por Teoría de la historia

halperin-donghi-t-ensayos-de-historiografia-6122-MLA4619526662_072013-F

El trabajo de Tulio Halperin Donghi, Ensayos de historiografía, pertenece al denso campo de historias sociales, también llamado Historiografía Blanca. Su autor, Halperin Donghi es el director de la Escuela de Historia social, de marcada tendencia innovadora no hegemónica del período 1960-1980. La obra es un ensayo que reúne doce trabajos de Tulio Halperin Donghi realizados a lo largo de 30 años, entre 1954 y 1985 sobre temas historiográficos. En ellos el interés por la historiografía aparece casi siempre subordinado al interés por el contexto del cual se han generado las visiones de pasado, presente y futuro que se despliegan en los escritos de los historiadores. En la presentación, el autor, al volver sobre sus trabajos observa cómo ha ido cambiando, al punto de decir sobre los tres primeros «no me reconozco del todo en quién los escribió», a la vez que observa su evolución; en su comienzo volcaba el interés por el nexo entre texto y contexto en el cauce de una historia de las ideas como historia de genealogías e influjos; luego, gracias al avance de la disciplina, logra tomar distancia de la historia de las ideas. Los ensayos de la década del cincuenta han sido pensados para todos y para nadie; faltaba en ellos el marco de referencia de la comunidad científica, que se encontraba fracturada por las tormentas políticas que acompañaron la eclosión del peronismo. “Lo que separa a esos escritos de los más tardíos es una doble experiencia, que éstos contemplan ya retrospectivamente: la del nacimiento de una comunidad de proyectos y trabajos que no era en verdad sino un menudo y aislado fragmento de la cada vez más litigiosa cofradía de los historiadores, en que sin embargo la fraterna solidaridad de sus integrantes era capaz de transformar la indiferencia y aun la hostilidad externa en un estímulo adicional, y a la de las devastaciones que iban a infligirle las tormentas cada vez más crueles que azotaron a la Argentina; si en un país en luto por tantas cosas más importantes hubiera sido excesivamente egocéntrico poner en primer plano la da usura precoz y brutal de esa experiencia, para algunos entre quienes encontramos tan exaltante vivirla, su memoria resume y simboliza la de todo lo que la Argentina había perdido en esos años de fugaces ilusiones y brutales desengaños”. El trabajo “José Luis Romero y su lugar en la historiografía argentina” muestra una nueva instancia de la historiografía argentina, encabezada por el historiador citado, observando el pasado como contribución para la construcción del futuro. Se descubren continuidades, un tiempo continuo, adhiriendo a la categoría de estructura de Fernand Braudel. Halperin Donghi se pregunta “¿Hasta qué punto ese modo nuevo de insertarse en el avance de la experiencia ideológica y cultural argentina se acompañaba de un cambio en la visión del avance de la historia misma como disciplina?” y para dar respuesta, analiza el revisionismo histórico argentino observando para 1983, el balance de los aportes propiamente historiográficos del mismo que eran, menos positivos que en 1970; este cambio de actitud tenía muy poco de original: en la víspera de un cambio de época cuya inminencia era ya anunciada por múltiples signos, eran cada vez más los rutinarios combates librados en torno al revisionismo que comenzaban a hallar insatisfactorias las rígidas estilizaciones retrospectivas características tanto de éste como de quienes por décadas no habían cesado de guerrear contra él, y a descubrir la necesidad de alcanzar una imagen más auténticamente histórica del pasado resista. “Si la reorientación de la cual son parte los escritos sobre el revisionismo transcurre en el marco de un país que está viviendo la etapa resolutiva de una crisis ya vieja de más de medio siglo, los dos siguientes reaccionan frente a las transformaciones que paralelamente vive la historia como disciplina. Sin duda ellas sólo se hacen inteligibles cuando se las proyecta sobre un preciso contexto histórico, pero éste -dominado como lo está por la transición hada lo que alguien iba a anunciar un tanto apresuradamente como el fin de la historia- excede en mucho el marco de la desgarrada Argentina…”. Tulio Halperin Donghi finaliza la presentación de su obra diciendo que la historia ha sobrevivido por más de dos milenios porque nunca estableció alianza permanente con ningún definitivo paradigma. “Así la historia de la búsqueda muy personal de un pasado inteligible, que reflejan a su modo los escritos aquí reunidos, termina por descubrirse parte de una historia más vasta que, precisamente por ser historia, está quizá destinada a no cerrarse nunca”. El origen de los trabajos reunidos en la obra analizada es el siguiente: · Facundo y el historicismo romántico: la estructura de Facundo, se publicó en el Suplemento literario de La Nación, el 13 de marzo de 1955. · Facundo y el historicismo romántico: civilización .y barbarie, también en ese mismo suplemento, el 23 de setiembre de 1956. · Estilo de Sarmiento y estilo de Martí, allí mismo el 26 de setiembre de 1954. · Vicente Fidel López, Historiador, en Revista de la Universidad de Buenos Aires, año 1, núm. 111, agosto-setiembre de 1956. · La historiografía argentina del Ochenta al Centenario, fue originalmente incluido bajo el título La historiografía: treinta años en busca de un rumbo, en G. Ferrari y Ezequiel Gallo, compiladores, La Argentina: del Ochenta al Centenario, Buenos Aires, Sudamericana, 1980. · Positivismo historiográfico de José María Ramos Mejía fue publicado en Imago Mundi, año 1, Nº 5, setiembre de 1954. · Juan Álvarez, historiador fue publicado en Sur, Nº 232, enero-febrero de 1955. · José Luis Romero y su lugar en la historiografía argentina fue publicado en Desarrollo Económico, vol. 20, Nº 78, julio-setiembre de 1980. · El revisionismo histórico argentino como visión decadentista de la historia nacional fue publicado originariamente en Alternativas, número especial, Santiago de Chile, junio de 1984, y reproducido en Punto de Vista, núm. 23, abril de 1985. · Estudios recientes sobre el pensamiento político de Rosas fue publicado en Criterio, Nº 1.736, 25 de marzo de 1976. · Los fundamentos discursivos del fenómeno peronista fue publicado en Vuelta Sudamericana, Nº 14, setiembre de 1987. · La historia social en la encrucijada, incluido por Oscar Cornblit, compilador, en Dilemas del conocimiento histórico. Argumentaciones y controversias, Buenos Aires, Sudamericana-Di Tella, 1992, reproduce con modificaciones, la ponencia titulada Las metamorfosis de la historia social, presentada en la VII jornadas de Historia Económica organizadas por la Asociación Argentina de Historia Económica y la Universidad Nacional de Rosario, Rosario, octubre de 1985.

[Viviana M. MARTÍNEZ. “Halperin Donghi, Tulio, Ensayos de historiografía” (reseña), in Hablemos de Historia (Entre Ríos), nº 4, 2006, pp. 243-246]

Anuncios