✍ Historia social de la literatura y del arte [1951]

por Teoría de la historia

Las afirmaciones generales y globalizantes con que Arnold Hauser (Budapest, 1892-1978) fue tejiendo la red en la que atrapó a los escritores y personajes, pintores y lienzos o compositores y óperas que escogió como protagonistas de su Historia social de la literatura y el arte fueron cuestionadas, desde la aparición del libro en 1951, en favor de estudios más concretos. Hauser hilvanó el más ambicioso de sus trabajos conectando el contexto económico y social de un tiempo con su clima espiritual y con su cultura, que, desde una perspectiva marxista, él entendía como una consecuencia de ese mismo contexto. Así, introdujo la literatura francesa del XIX con comentarios del tipo: “De repente, todo derecho, todo poder y toda capacidad se expresan en dinero”. Y de uno de sus protagonistas preguntó: “¿Balzac se identifica con la nobleza, con la burguesía o con el proletariado? ¿Con la clase por la que siente simpatía, pero a la que abandona, con aquélla cuya inextinguible energía admira, pero por la que siente repugnancia, o con las masas a las que teme como al fuego?”. Su síntesis se acerca más a las intuiciones de un filósofo que a las observaciones de un historiador. No nace tanto de los hechos ordenados como de una visión de los mismos. Y por eso resulta tan iluminadora como discutible. Hoy, como apunta Valeriano Bozal en su introducción a esta nueva edición, Hauser ha dejado de ser un autor polémico para convertirse en un clásico. Por eso importa poco que ésta no sea una historia exhaustiva y mucho que sea un intento por comprender el presente ahondando en el pasado.

[Anatxu ZABALBEASCOA. “Hilos de arte y tiempo”, in El País, 3 de abril de 2004]

il_570xN.256201309Al presentar a los lectores de habla hispana la traducción del libro de Arnold H auser creemos enriquecer nuestra bibliografía moderna sobre temas de arte. En efecto, se trata de una obra nueva, en la que no hay que buscar la utilidad inmediata del manual que sirve para el estudio y el repaso, sino una orientación inédita casi por completo. El arte y la literatura, a partir del Paleolítico, y hasta el cine moderno, el arte de Picasso y Dalí, es considerado como el florecimiento siempre imprevisible, pero condicionado por el ambiente y por una complicada combinación de premisas económicas y sociales. Las raíces sociales del arte y de la literatura es lo que constituye el tema de esta gran síntesis. Al llamarla síntesis no hemos querido sino adaptarnos al pensamiento originario del autor. Pero no se entienda bajo esa palabra algo que fuera como un compendio o resumen hecho sobre unas pocas obras fundamentales. Los problemas han sido profundamente pensados y de largos desvelos sobre libros de historia del arte y de economía y sociología surge una especie de ciencia nueva, que arroja luz sobre el pasado intelectual de la humanidad. En la síntesis, el autor no ha intentado recogerlo todo: estudia al Greco, pero no cita a Velázquez ni a Goya, por ejemplo. Hauser se ha fijado en puntos fundamentales y ha construido un gran cuadro, con pincelada rápida y genial. En ese cuadro cabe situar los creadores y los temas que no han sido desarrollados, y una interpretación sociológica y aun económica del arte podrá completar la síntesis con nuevas monografías. El autor, hombre ante todo de nuestra época, estudia el pasado como medio de comprender el presente. El libro se va haciendo más rico, más original, más apasionante, a medida que nos acercamos a la edad contemporánea. La mitad de la obra está dedicada a los siglos XVIII y XIX, con una ojeada, que sólo lamentamos sea relativamente breve, a la actualidad. Nacido en Hungría, en 1892, Hauser estudió en Budapest, en París y, ya después de la primera guerra mundial y de una estadía de dos años en Italia, en Berlín. Se establece luego en Viena, y en 1938 se traslada a Londres. Desde 1948 es súbdito británico. Su libro ha surgido, en más amplias proporciones, del encargo de una sociología del arte que ha tiempo le hiciera Karl Mannheim. La obra apareció primero en inglés (1951) y algo más tarde en alemán (1953). Los traductores hemos tenido presentes ambos textos. El éxito del libro ha sido mundial verdaderamente. La Asociación de críticos alemanes, de Berlín, le concedió el premio literario de 1953-1954, considerándolo como “una de las más importantes creaciones intelectuales de mediados de nuestro siglo”. Thomas Mann, en 1952, escribió al editor norteamericano del libro lo siguiente: “Lo extenso de la erudición del autor es asombroso. A pesar de la necesidad de reducirse que le imponía la tremenda extensión del tema, más de una vez logra panoramas capitales en las descripciones de varios fenómenos con toda su complejidad y su contradicción. Su brillante estudio sobre Shakespeare y su retrato de Tolstoi, por ejemplo, están entre las mejores páginas que yo haya leído nunca sobre la compleja naturaleza del hombre de genio”. La edición portuguesa (1954), la italiana (iniciada el año 1955), la holandesa y la ya anunciada en Francia, prueban este éxito extraordinario. Los maestros de Arnold Hauser, directos o indirectos, los ha citado él mismo: Bergson y Simmel, el historiador del arte Max Dvorák, Wölfflin y Lanson, Goldschmidt y Troeltsch, Max Weber y… el cine, al que se ha dedicado asiduamente desde los tiempos de Viena. La futura historia del arte le deberá más de un concepto: con razón reclama Hauser como una conquista sólo posible en nuestro tiempo la del Manierismo, que él salva de la depreciación que lleva consigo el término amaneramiento, para rotular la época que va del Renacimiento al Barroco, y englobar así en páginas maravillosas a Cervantes, Shakespeare, Tintoretto, Bruegel… Creemos que el lector de nuestra lengua nos agradecerá el esfuerzo realizado en esta edición. Los traductores confesamos haber efectuado nuestra tarea a trozos, con admiración entusiasta; siempre sin fatiga y sin cansancio. Cuando uno disiente del autor, la lucha con sus ideas y su modo de ver también es fecunda.

[A. TOVAR y F.P. VARAS-REYES. “Preámbulo”, in Arnold HAUSER. Historia social de la literatura y el arte I. Madrid: Guadarrama, 1978, pp. 7-9]

Anuncios