␥ Enrique Finot [1891-1952]

por Teoría de la historia

Enrique Finot es, a mi juicio, la figura más alta en la producción literaria boliviana del siglo XX. La fecundidad de su obra en el campo histórico se aprecia en tres libros plenamente logrados: “Historia de la conquista del oriente boliviano” (Buenos Aires, 1939), “Nueva Historia de Bolivia” (Buenos Aires, 1946) e “Historia de la literatura boliviana” (Buenos Aires, 1942). En esta última obra se advierte, sin embargo, una seria deficiencia relativa a Arzáns y Vela, debida al hecho de no haber sido publicada por entonces, sino una parte de la obra completa, por lo cual el autor cae en una apreciación inconveniente que posteriormente fue rectificada por otros autores. Su estilo, de corte clásico, está a la altura de los mejores prosistas hispanoamericanos en ese período. Concibe la historia de Bolivia como un todo, desde las culturas andinas y las agrupaciones primitivas del oriente; desde las regiones altiplánicas hasta las tierras bajas amazónicas y platenses. Su obra de escritor y de servicio público se extiende a los campos de la política, la diplomacia y la pedagogía. Si bien el asunto tratado en “La conquista del oriente” podría hacer pensar que el autor, de estirpe cruceña, respondió en su elaboración a una visión regional, desvinculada del occidente del país, queda bien claro que en toda la obra late la afirmación de un bolivianismo integral, manifestado siempre en la vida y en la obra de Finot. Así, por ejemplo, en la “Historia de la conquista del oriente boliviano” (1939), Finot señala que la historia de Bolivia no empieza con la Independencia: “Los historiadores bolivianos casi siempre pasaron de largo sobre la conquista y sólo se detuvieron superficialmente en lo que se ha dado en llamar incorrectamente el Coloniaje, sin más propósito aparente que el de reeditar la calumniosa ‘leyenda negra’. Ha habido autor, y no de los menos conocidos (Manuel José Cortés, en su ‘Ensayo sobre la historia de Bolivia’ de 1861, por ejemplo) que bajo el pretexto de que ‘la esclavitud no tiene historia’ ha sostenido que la historia americana ‘comienza con la Guerra de la Independencia’ y se ha limitado a hablar del Alto Perú como de una entidad surgida a partir de 1809, casi por arte de encantamiento. Por desgracia, esa casta de ‘historiadores’ se ha perpetuado en Bolivia, hasta nuestros días, con muy contadas y honrosas excepciones”.

[Jorge SILES SALINAS. “Enrique Finot. Breve antología”, in Radio Caracol, 14 de abril de 2009] 

Anuncios